¿Por qué le conviene al mundo que estés bien?

 

Esta no es una pregunta que lanzo con ánimo de comenzar una campaña publicitaria, ni tampoco se trata de una estrategia de marketing para captar adeptos. La pregunta que titula este post lleva implícita una respuesta que tiene su base en leyes físicas.

Alguna que otra vez he escrito (y perdí la cuenta de las veces que lo he hablado), que aunque los ojos de la cara no sean capaces aún de ver ciertas cosas, no significa que no sean reales. Prueba de ello son las emociones, los sentimientos, los pensamientos… Continúa leyendo…

Anuncios

El Proyecto del Ser humano

 

«Cada cosa pa su cosa», solía decir mi abuela, con un gesto de asombro y asimilación, cuando se percataba de que la función de algo no la podía llevar a cabo otra cosa que no fuese aquella para lo que estuviese diseñada.

Es bastante natural admitir y comprobar que una lata de atún se abrirá con mayor diligencia y efectividad por medio de un abrelatas que de un martillo y un escoplo. Pero algo tan simple y lógico como eso, que aparentemente no Continúa leyendo…