El gusto por complicarnos la vida

 

Comienzo este post con esa pregunta cansada por aparecer al final de tantas luchas que al final resultan fútiles y hasta cómicas. ¿Por qué nos gusta complicarnos?

¿Qué hay de atractivo en alterar el sentido de lo que ya tiene su sentido? ¿Qué nos motiva a… no, rectifico;  ¿qué nos empuja a hacer exactamente lo que, por simple lógica, es contrario al propósito, contrario a la naturaleza del primer movimiento? ¿Cómo resulta tan sencillo hacerlo más difícil? Continúa leyendo…

Las diferencias: señales de abundancia

 

Qué maravilloso es poder sentir aún la capacidad de asombro ante la diversidad del planeta Tierra. Cómo una tímida vocecita se deja escuchar aquí dentro que le encantaría contemplar in situ esa belleza paisajística, esas de las pocas selvas húmedas y frondosas que quedan, bañarse bajo las cascadas, sentir el viento seco y cortante en medio del desierto, captar los aromas extraños de un populoso mercado oriental o extraviarse a conciencia por los entresijos de una inmensa ciudad. Continúa leyendo…