El respeto al Ser

 

Mucho se está moviendo en este último tiempo. Mucho se quema, mucho se agrieta, mucho vuela, mucho se inunda, mucho se rompe, mucho se desmorona… Una vibración implacable que, como grano zarandeado en un cedazo, nos despoja de aquello con lo que nos cubrimos, de aquello con lo que nos empeñamos en ocultar de nosotros. Y no sólo para Continúa leyendo…

Anuncios

El derecho a elegir

 

Cada vez que escucho expresiones como, «la cosa no está para elegir», no puedo evitar que se instale en mí la desesperanza. Sentir a la humanidad tan convencida de creer que algunas de las cosas que suceden han sido producto de la arbitrariedad de un Universo ajeno a ella, tan convencida de que, del mismo modo, no hubo opción ante Continúa leyendo…