Una interpretación nueva cada vez

 

El giro de los acontecimientos dibuja un concepto cíclico que tiene como epicentro el regreso de la mirada hacia un tiempo lleno de momentos inacabados, inconclusos. Maya, la protagonista, insiste en ello recordando el resultado de algunas de las más importantes relaciones que tuvo en su vida. Y cómo lo inacabado cambia de significado gracias al bagaje que se suma a su manera de interpretar las circunstancias. De esta manera, cada vez que se detiene a contemplarse a sí misma, la experiencia se renueva y se amplifica un poco más.

 

Acercando lo invisible por escrito

 

La lectura espiritual y a la vez cargada de elementos sensoriales responde a la visión holística de la autora, en donde no ha querido separar lo que considera el Todo existencial. Para que se entienda, por una parte las idas y venidas del mundo mental y más conocido del ser humano se explican y sintetizan con los elementos de orden más metafísico, y viceversa. Continúa leyendo…