Pensando a la inversa

 

Una vez, alguien al que no se le pone cara, ni nombre, ni creo que esté registrado en los anales de la historia o prehistoria, se le ocurrió pensar. «Se le ocurrió pensar»; esta oración parece que encierra un impulso anterior al acto mismo de pensar… pero voy a volver a donde estaba. El caso es que pensó cómo hacer algo, cómo hacer una cosa. Y parece ser que ello dio unos resultados, desconozco si deseados o no. Lo cierto es Continúa leyendo…

Anuncios

“Pasajes y compases”

 

«Esa idea le daba la bienvenida a su encuentro con la soledad de la costa y la acompañaba durante todo el rato. La finitud de la existencia, el escape incontrolable e inexorable. Recordaba lo que su amiga Yedé solía decirle (…): Maya, no dejes que el tiempo se te escape. Haz lo que más deseas. Pero, ¿sabes cuándo? ¡Ahora mismo!»

 

“Pasajes y compases”

 

«Iba bien de tiempo por lo que el resto lo emplearía para relajarse. Necesitaba tiempo para ella (…). Encendió algunas velitas e incienso en el cuarto de baño y remoloneó un rato tratando de buscar la mejor música para ese momento. Sólo cuando estuvo enjabonada, y no antes, comenzó a sonar el teléfono…»

 

Onirismos y otras realidades

Sueños no soñados

Me zambullí al cielo, una noche de primavera tardía. Estaba entusiasmada, como nunca antes. Es más, hasta ese instante no sabía lo que era el entusiasmo. Siempre tan centrada en estar lineal, en ser lineal. Sin embargo, aquella noche, pertrechada de mi neopreno de piel cósmica y mi fusil de viento, me lancé a la captura de sueños, a la caza de motivos… Continúa leyendo…

La lucha por la excelencia

 

La palabra lucha es una de las que englobo en lo que yo llamo la secta psíquica. Esa, junto a trabajo, sufrimiento, debería, tengo que… y alguna más. Escucharla, independientemente del contexto en la que intervenga, me causa estupor, recelo, desconfianza, negación, negatividad, aturdimiento, agotamiento… Y mi cuerpo lo sabe bien.

La palabra lucha me inspira un resultado completamente opuesto al fin que en primera instancia se pretende. Yo lo llamo Continúa leyendo…

Si lo crees, lo creas (de verdad)

 

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto”.

Esta cita (o algo similar) la dijo en su día Henry Ford. Y estaba en lo cierto. Si no, para muestra, un botón.

De esto se ha escrito infinidad de veces, de las creencias, de lo que uno cree, de lo que uno piensa, de eso que se piensa mucho y se convierte en un hábito y del hábito consolidado que pasa a ser la creencia. Pero es que Continúa leyendo…