“Pasajes y compases”

 

«Ambos se asombraron al advertir a Ian con el rostro completamente transformado. El muchacho, al contemplarlos tan próximos el uno al otro, percibió la metamorfosis de su rabia en amargura.
—Vosotros tenéis la culpa de todo —sentenció el muchacho.»

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s