La espiral turca

El cambio

En cada estación de llegada se prepara el billete de ida con el que la vida seguirá su camino.

Maya no lograba situarse en un punto de equilibrio estático en el que poder afianzarse a sí misma porque, cuando su mente lograba algún objetivo, su ser se había amplificado. Sin embargo, esa realidad era difícil de manejar.

¿Cómo establecer sus bases en el tren siempre en movimiento de la existencia? Permitiéndole al propio movimiento definirse en ella misma.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s