La espiral turca

La mente también ha de entrenarse

Así como cuidamos el cuerpo y lo entrenamos para que esté en forma, para que se vea esbelto y sentir con lo que vemos que somos capaces de lo que sea, también es menester cuidar y entrenar el cerebro, educar la mente para que el principio de la vida sea recorrido de la mejor manera posible por nuestro vehículo físico.

Maya era de ideas férreas pero volátiles, de mente fija pero impresionable. Cuando comenzó sus prácticas físicas en el campamento, comprobó que una mente rígida e inflexible no era sinónimo de una mente disciplinada, sino de todo lo contrario. El anquilosamiento cómodo de creer ser alguien tiene consecuencias incómodas cuando no se está abierto a aprender de nuevo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s