La espiral turca

La armonía

La felicidad, la gracia, el equilibrio, no son estaciones de llegada. Se escapan al concepto que la mente fija. Y nunca mejor dicho, ya que no son estados fijos a los que acceder como si fueran metas.

Rick le explica a Maya que todo es fundamental para llegar a comprender de qué se compone la armonía interior. Y no es precisamente prescindiendo de lo que la mente cataloga como negativo, sino integrando las polaridades. Ese es el orden verdadero: saber que absolutamente todo tiene un propósito.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s