Hoy me voy a portal mal

 

Algo me pide que me revele. Que revele mi deseo de portarme mal. Un impulso desmedido al que me quiero entregar, al que me voy a rendir con todo el gusto y el placer del mundo.

Hoy voy a desobedecer, voy a dejar salir la niña rebelde y turbulenta que está todo el tiempo calladita y de brazos cruzados mientras, con el ceño fruncido se pone de morros. Hoy me voy a convertir en ella,en esa niña arisca. Me voy a permitir ser.

Con la música alta, puede que moleste a algunos vecinos. Pero, la verdad, no me importa. No me apetece oír los habituales gritos y las discusiones de los del quinto. Quiero escuchar mi música, y que todo mi ambiente se impregne de mi deseo desobediente. Así, bien alta, para calentar motores.

No me ensuciaré la cara maquillando a la niña mala, a esa misma que soy. Ni me pondré a pensar delante del ropero qué ponerme para ocultar la insatisfacción de mirarme al espejo sin disfraz y, añado también, para no hacer pasar a la gente que me mire el mal trago de verme tal cual. Es más, ahora que me doy cuenta, llevo una blusa larga y unas alpargatas de esparto. Y me gusta el efecto absurdo que le causa a mi mente mi propio aspecto. Me gusta.

Salgo a la calle, sin arreglar. Solo con un moño flojo y despeinado a un lado de la coronilla, con un par de mechones que se muestran irreverentes, también, al compás del viento. Un viento que constantemente se porta mal, hace lo que quiere y no obedece a nadie más que a su naturaleza indómita.

En la calle, veo que unos  me miran y otros están tan preocupados por seguir obedeciendo que son como títeres, con la vista clavada en la inopia. Yo, desobediente, lanzo una sonrisa relampagosa a todo el mundo. La llevo impresa en el rostro, no la puedo quitar. Estoy tan a gusto portándome mal que parece que hay quien está sintiendo hasta envidia, hay quien está sintiendo tristeza, y también vergüenza. Pero no ajena, sino por ellos mismos, porque ellos olvidados de sí, rinden cuentas al ego colectivo, el cual les prohíbe terminantemente desobedecer.

Estoy cayendo en la cuenta de que la resistencia a mi decisión de portarme mal se está sumando a mi estado. Me exhorta sutil e implacable que regrese, que vuelva a la zona de confort y me disfrace de lo que no soy. Me dice que «es lo correcto, es lo mejor». Y, por un instante me planteo lo que me sugiere pero… me está gustando tanto portarme mal que llevarle la contraria hace que me reafirme todavía más en mi mal comportamiento. Me gusta, creo que me seguiré portando mal un rato.

Sentada en los pilones de piedra de la trasera del muelle, y mientras mi jefe como alma que lleva el diablo se estará preguntando dónde diantres estaré, tengo un destello de conciencia y caigo en lo distinto que se ve todo desde la perspectiva de la oveja negra legitimada. La visión es tan amplia y extensa que me permite ver, para mi asombro, cualidades y aptitudes que nunca imaginé que habría en mí. Nunca se me ocurrió pensar que mi camino era en la otra dirección, que mi plenitud era no ser tan capaz como los demás, sino tan opuesta como yo misma.

El disfraz se quedó en el armario, el comodín que mi mente idolatra y al que dota de privilegios, como el amor de las personas, de la familia, de la pareja, y del que dependo encarnizadamente para no perderles. Y hoy voy a ir más allá, y voy a tentar a la suerte por portarme mal. Tal vez sea cierto que si no me disfrazo a gusto de la demanda de afecto, consideración y estatus me quede sola. Pero me estoy planteando seriamente portarme mal para siempre, aun a riesgo de todo lo anterior. Ser desobediente por poder estar en mí, bien lo vale.

Hoy voy a portarme mal: voy a ser fiel a mí misma.

 

“Lo que genuinamente nace del corazón nunca será un mal comportamiento.”

Ermelinda

 

 

También puedes leer:  Libres son quienes piensan, no quienes obedecen (http://lamenteesmaravillosa.com).

Anuncios

2 comentarios en “Hoy me voy a portal mal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s